lunes, 4 de febrero de 2008

El juego de la china menguante

- Hola amigo, ¿quieres porros?
- Vale
- Sígueme
- Vale
- Pruébalo
- Vale

Y al dar la primera calada, sentados en una terraza bebiendo té, empieza el juego, en el que hago de espectadora.

- Es de muy buena calidad, 400 dirhams, le dice el Malote al Pirata pasándole una china pequeña.
- Está bueno, sí, pero como mucho 200, contesta.
- No puede ser, amigo, éste es muy bueno, dice el Malote recuperando la china, 350 como mínimo, señala al entregarla un poco más pequeña.
- Que sí, pero que como mucho 200, insiste el Pirata devolviéndo la pelota al campo contrario.
- 300 , dice como contraoferta, enseñando una china aún más menguada.

Al llegar al final del juego, tenemos claras que las reglas no son regatear el precio sino el tamaño, arañando un trozo cada vez que la pelota pase a tu campo.

Ya solos, dos porros después, nos morimos de risa.

7 comentarios:

Tina Paterson dijo...

jua, jua
buenísimo!

Tina Paterson dijo...

jua, jua
buenísimo!

Rayco dijo...

Gracias por volver jajajaja. Anda, que listos ;-)

Pat dijo...

Grande esto de leerte otra vez...ayyy pues yo ahora me echaría ese porrito!!!!

Besicos

sònia dijo...

Quines ganes de tornar-te a llegir!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

petunassus!!!
sonix
pd. a l'agost me'n vaig al Marroc. Tens la Loney??

minimono dijo...

Hola Tina, Rayco, Pat y Sonix! El o la colega que tenía Internet en abierto y al que anónimamente tanto queríamos, se ha mudado. Gluppppppssss.

Estoy buscando alternativas para encontrar un sitio desde donde seguir posteando ya que desde el curro es dificil porque mi compañero de mesa tiene un cuello de jirafa que sabe estirar hasta pocos centímetros de mi ordenador...

besos a todos,
Mar

Pat dijo...

ayyyy a ver si vuelve algun vecin@ a quién "chupársela" (el wifi, of course)....yo así llevo unos buenos meses, DIOS BENDIGA A MI VECIN@

Buena week

Besicos