miércoles, 10 de septiembre de 2008

El bonsái Dabadaba

Me encantaría que esta noticia fuese cierta:


¿No ha leído el periódico esta mañana? Está bien, se lo contaré. Últimamente los árboles Dabadaba han estado provocando un gran malestar social. Por culpa de ellos, las personas ya no pueden distinguir entre los sueños y la realidad. Han estado haciendo el amor en las calles, violando conductores de autobús ante los pasajeros. Algunos hombres han abordado a las dependientas de los grandes almacenes. Algunas mujeres han retozado en plena calle totalmente desnudas, provocando a jóvenes a plena luz del día. Otras chicas han invitado a completos desconocidos a que se acostasen con ellas. Es un mundo de violencia sexual y de depravación desenfrenada. Por eso, el Gobierno ha empezado a confiscar los árboles Dabadaba.


Yasutaka Tsutsui, Hombres salmonela en el planeta porno. Ed. Atalanta

¿Tú que harías si tuvieses un bonsái que provoca sueños eróticos? Yo me lo llevaría a la oficina, que hay cámaras y quedaría todo registrado ;-)

1 comentarios:

Sexpeare dijo...

Ah, pero, ¿es necesario un bonsái Dabadaba para provocar sueños eróticos? Pues voy a buscarlo en casa. Creo que está creciendo demasiado (bueno, nunca crece demasiado, ¿no?).

En cuanto a la noticia, a mí también me gustaría que fuese cierta, siempre y cuando los árboles Dabadaba no provocasen también violencia y depravación (solo Daledale). Además, cambiaría el final (o el Gobierno).

Pues eso, Daledale.