viernes, 3 de agosto de 2007

Serenatas de estío

A través de la ventana abierta de par en par las noches de verano se cuela la luna llena y el aroma del pan horneándose en la panadería de abajo mientras escucho de lejos las notas de algún disco viejo y también, más cerca, la radio del vecino del tercero, las risas de los de enfrente, los satisfechos jadeos de la del primero, los tacones de la de encima, los gemidos fingidos de alguna actriz porno a través de la tele local, la persiana al bajarse de las hermanas que viven al lado… esas noches me duermo imaginándoles vidas a cada uno de ellos y pensando si ellos también escucharán sin querer a Miss Kittin, a Röyksopp, a Pet Shop Boys cuando éstos se escapan a través de mi ventana.

1 comentarios:

Sònia dijo...

La otra noche, estaba tumbada en la cama y no podía conciliar el sueño escuchando los petardos y la música de verbena que se colaban por la puerta de la terraza. Entonces me vi, muy pequeñita, en mi octavo piso, en una ciudad enorme. No estaba en la fiesta, pero en realidad me sentía parte de aquel todo.

petunassus!
sonix