viernes, 8 de agosto de 2008

Público también censura

Hoy, que se han inaugurado los Juegos Olímpicos de China después de meses de críticas por la censura, escribo un ejemplo infinitamente más cercano:

La dirección de Público me ha censurado un artículo en el que explicaba que había hecho uso de la sabiduría popular difundida por Yomango para sobrevivir con los 30 euros al día que me dan. Es decir: robé en un supermercado y lo conté. Lo escribí para el suplemento de agosto, donde me habían pedido, explícitamente, que fuese gamberra. Los jefes ni siquiera se han querido poner al teléfono para explicarme personalmente los motivos, que me parecen de lo más divertidos:

Es vulgar
Pero les encantaría que me acostase con un desconocido y lo contase.

Es fácil
¿Alguno de ellos ha sentido el subidón de adrenalina miedo sudor de manos nerviosismo que te recorre el cuerpo cuando te escondes algo en el bolso y pasas al lado de un segurata armado con porra y esposas?

Va en contra de mi ética
¿Y quererme dar 30 euros al día para que sobreviva en España en agosto no va en contra de la suya? ¿Qué sabrán ellos de mi ética?

Perjudica la imagen de la empresa
Todo el mundo a quien le he contado la historia hasta ahora a dicho que los de Público son unos ratas y les ha criticado un montón. Los del súper ni se enteraron.

“Qué atrevida es la ignorancia”, dirían los viejunos del lugar.

2 comentarios:

Tina Paterson dijo...

HOSTIAS!!!
La verdad es que leí tu post y el artículo en la versión pdf del público y vi claramente que no estaba YOMANGO, PERO NO PODÍA PENSAR EN CENSURA.
Qué verguenza de periódicucho.
D.

losi dijo...

Robar es lo que hacen algunos diarios cuando te hacen pagar un euro (o más) para venderte publicidad (y eso que en los buzones la reparten gratis).
Stamos contigo, MARnie, la ladrona jejee