domingo, 16 de diciembre de 2007

Cosas que hacer en invierno para no morir congelado

Inspirándome en la divertida sección Cosas que hacer en sábado si no estás muerto de Guerra eterna voy a empezar aquí un listado de ideas (siempre provisional, inacabado y abierto a cualquier sugerencia) para pasar el menos frío posible en invierno (algunas irrealizables, otras no).

- Emular a Jonás el antisistema y dejar de currar hasta abril (él no sé si es por ideología, por vagancia, por sus huevos, por locura o por lo que sea, lo mío sería para hibernar bajo un edredón de plumas de ganso especial para temperaturas siberianas).

- Apuntarse a yoga a 40 grados y sudar mientras te estiras como un chicle y fuera el personal se congela.

- Pasar por el Hammam de Jacinto Benavente a medianoche y sumergirte en agua hirviendo-helada-hirviendo-helada y luego quedarte casi grogui en la sala de vapor. Al salir da igual el frío y absolutamente todo y más si lo único que tienes por delante es la cama.

- Vacaciones de invierno (o vivir todo el año) en un lugar tropical.

2 comentarios:

el yisas dijo...

Me apunto al hammam. ¿Te apunto a mis brazos?

minimono dijo...

Claro que sí...